Aceptar el miedo, aprender del pasado fantasear con el futuro

¿Qué es lo que hacemos, qué es lo que hemos hecho los jóvenes emprendedores que puede impulsar a otro/as?

Somos seres emocionales, nos movemos por emoción, nos enamoramos por un torrente de emociones, compramos porque nos identificamos emocionalmente, y por supuesto; Emprendemos porque nos vemos embarcados por un río de emociones que nos ilusiona. Cuando imaginamos un proyecto, y lo proyectamos al futuro, nos vemos en él brillantes, triunfantes.


¿Cómo llegar allí?

En éste primer tomo me permito hablar sobre el miedo, debido a que el primer obstáculo como joven emprendedor al que te enfrentas es al miedo:

   1    Miedo al que dirán

   2    Miedo al fracaso

   3    Miedo a la incertidumbre

   4    Miedo a pensar en grande

   5    Miedo a ser insensato

   6    Miedo a la batalla de competencia

   7    Miedo a perder el tiempo y la energía

 Gestionar el miedo no es fácil, ya que el miedo es una emoción necesaria y útil, nos permite movernos con un cierto rango de preparación en cada contexto o situación de nuestro día a día. Básicamente el miedo nos permite seguir con vida, pero a la vez, el miedo puede llegar a ser la razón de la cotidianidad.


¿Cómo siendo jóvenes y con la etiqueta de “inexpertos” se puede gestionar el miedo a emprender?

  1. Crea tu idea y desarróllala
  2. Crea un plan de acción para el desarrollo inicial
  3. Busca apoyos
  4. Rodéate de personas pro-activas, evita a los derrotistas y a “losquedirán”
  5. Busca inspiración en casos de éxito
  6. Encuentra un mentor, modela su proceso de éxito
  7. Crea un plan calendarizado por objetivos
  8. Celebra cada pequeño éxito/avance
  9. Mantén tu foco y aumenta tu hambre de éxito

Ser un joven emprendedor es una tarea complicada ya que es preciso dedicación, trabajo y esfuerzo diario, así como una habilidad (es preciso desarrollarla) para gestionar la frustración, el error y celebrar cada pequeño éxito.

Nadie ha conseguido hacer algo grandioso a la primera, nadie se ha hecho así mismo. Todos han errado, han perdido, han llorado… Todos han sido apoyados aunque sea mínimamente

 Y tú, mi amigo lector, me congratula decírtelo, vas a tener que pasar por ello.


Aprende a ampliar tu nivel de consciencia

¿Cuántos detalles del día a día escapan a tu consciencia? ¿Cuánta información valiosa has dejado escapar? ¿Cuántas oportunidades disfrazadas no has reconocido?

Es preciso convertirnos en observadores natos, en analizar y evaluar cada detalle que llega a nuestros sentidos, cada palabra, cada momento. Muchas oportunidades e ideas llegan en momentos y formas inimaginables, y, lastimosamente las dejamos escapar.

Piensa, reconoce y acepta como te sientes, cómo te mueves, qué quieres. Es un error pensar que somos capaces de reconocer los detalles externos si previamente no hemos desarrollado la capacidad de reconocer los detalles internos.

Olvida las presuposiciones, generalizaciones. Incrementa tu curiosidad, pregunta, aprende e integra cada pequeño detalle aunque te parezca insignificante. Recuerda que el emprendedor está en continuo aprendizaje, y el mundo se mueve a una velocidad de vértigo.

Reconoce a tu saboteador interno, aprende de él, y enséñale que no lo sabe todo. Él no es un brujo que ya conoce el futuro, tú tienes la capacidad de enseñarle a ser curioso y a generar ansias de ganar y alimentar su hambre de superación y éxito.

Acepta tus orígenes, comprende tus límites actuales

Todos tenemos una historia que ha marcado y está marcando nuestra actitud y la forma en la que nos movemos por el mundo. Esa historia y las experiencias vividas, la emociones generadas en ellas condicionan nuestra actitud y nuestras ideas.

 

Piensa, ¿cómo te despiertas cada mañana, qué te dices internamente?

 ¿Cómo está posicionado tu cuerpo?

La fisiología, tu corporalidad determina tu actitud , tu actitud genera un estado emocional específico, el cual se convertirá en el líder de tu día, dictando e influyendo decisiones e ideas.

Un emprendedor gestiona sus emociones adoptando “ la fisiología del ganador”, recuerda que un ganador se caracteriza por sus ganas incansables de aprender, de experimentar y de conseguir aquello que se propone. Un ganador mantiene el foco continuamente en su siguiente paso en su siguiente meta sin perder de vista, a lo lejos, su objetivo final.

No encontrarás a una persona exitosa con los hombros hacia adelante y con la mirada hacia el suelo

Acepta quien eres, de donde vienes, y aprovecha el conocimiento de vida que ya tienes en tu mochila. Lo más probable es que tengas una serie de herramientas en ella que te ayudarán a tener ventaja y a empezar de forma firme y acertada tu proyecto.

 

Los límites existen, no te voy a engañar, los límites pueden ser; Físicos, fisiológicos, salud, de recursos…etc.

 La diferencia de aceptar los límites y gestionarlos es cuando eres capaz, tras reconocer lo que te limita, establecer estrategias para superar dicho límite, y para ello, el aprendizaje es clave. Si vives pensando que tienes límites y que estos son infranqueables, no esperes conseguir nada.

 


Aprende y acepta tu imperfección

 Somos imperfectos, cometemos errores.

 Ser perfeccionista es distinto, es intentar hacer en cada pequeño movimiento cada pequeña acción…realizarlo de la mejor forma posible. Sin embargo, en ocasiones incluso poniendo el mimo más absoluto en el movimiento/acción más pequeño posible… el resultado no es perfecto. Eso es bueno, porque hay un aprendizaje detrás, y tú amigo lector, estás aquí para aprender no para tener razón.

 


Escucha, aprende y modela a los mejores

 Sea lo que sea que quieras hacer, hay alguien que quizá ya lo ha hecho, o ha hecho algo parecido en otro ámbito. Búscalo, obsérvalo, escúchalo, aprende de él… Modélalo.

Recuerda que incluso lo más grandes tienen o han tenido mentores que los han guiado su camino. Tener un mentor es algo realmente útil ya que acelerará tu proceso de aprendizaje y enchufará un kit de expertise en tu proyecto.

Una vez estuve en una conferencia donde un gran empresario, de mucho éxito y ya con unas decenas de años de experiencia a sus espaldas, era el ponente. Me sorprendió su humildad y sencillez, sin embargo parte del público que eran jóvenes emprendedores al verlo, se dedicaron a charlar en voz baja y a hablar entre ellos. Independientemente del “estrato social de ellos” en lo cual no voy a entrar, dejaron de lado tal interesante conferencia sobre gestión empresarial. En un momento específico a los 10m de empezar el ponente se acercó a ellos y les dijo; Por favor, escuchar esto que es realmente interesante y me habría gustado haberlo escuchado cuando tenía vuestra edad y ganas de triunfar.

No importa lo innovadora, lo visionario e incluso el dinero que tengas. Un mentor, un referente te impulsará.

NUEVO TALLER: VENTAS Y NEGOCIACION EFECTIVA

METODOLOGÍA INDUCTIVA-EXPERIENCIAL

12 Horas reveladoras, de alto valor

Curso Completo: 05 Y 06 DE MAYO

Deja un comentario