¿Alcanzar la excelencia?

¿Cómo has aprendido a moverte y realizar los movimientos cotidianos de tu vida?

   Son automáticos, es posible que me respondas, pero ¿Cuál ha sido el proceso de la automatización? La práctica y repetición son la base para la construcción de movimientos automatizados, es decir, conforme repites una acción, estás creando un nuevo proceso por el cual tu mente inconsciente aprehende el proceso y lo lleva a cabo dejando de tu mente consciente más libre para continuar el aprendizaje y desenvolvimiento en el mundo.

Fácil, ¿no?

Ahora bien, ¿Es posible trabajar para adecuar desarrollar y acoplar nuestros comportamientos hacia otros desarrollados por otras personas, y, que cuando lo hacen lo realizan de forma excelente?

Por supuesto que sí, vamos con un ejemplo, un jugador profesional de futbol, baloncesto, tenis… etc., realiza visionados de jugadores de referencia para analizar su técnica y actitud ante ciertos momentos, esto le permite aprender a realizar esos movimientos y actos de forma más o menos parecida al “actor” de la película, con el único fin de conseguir los mismos resultados, e incluso mejores resultados que su estrella.

Y en muchos casos lo consiguen (tras perseverancia, paciencia y trabajo), jugadores que visionado tras visionado, practica tras práctica han conseguido llegar al objetivo de poder realizar dichos movimientos de una forma tan buena e incluso mejor que su MODELO a imitar.

Puede sonar un poco cansino el proceso, ¿no? Por supuesto, porque como seres humanos racionales, todos nuestros actos lo sometemos a un análisis y comprensión consciente, obviando que es la mente inconsciente la que se encarga realmente de aprender y crear un nuevo procesamiento mental que incluya un nuevo movimiento copiado de un modelo.

Y esto es lo interesante del Modelling o Modelado de la Excelencia

Permitimos a la mente inconsciente abrir sus puertas a un copiado, una asimilación, integración y adaptación de un comportamiento o acto específico de un modelo en nuestro ser.

¿Cómo?

Nosotros nos movemos en el mundo y actuamos en el basándonos en una serie de programas establecidos cimentados en la experiencia personal de nuestro pasado.

Por ejemplo; Un hecho generalizado es bajar la cabeza y mirar el suelo, o nuestros pies cada vez que ocurre algo que no esperábamos o no está a nuestro gusto. Y son muchas las emociones que pueden aparecer en nuestro sistema; tristeza, desesperanza, miedo, enfado…etc.

Sin embargo, gracias a las neurociencias, sabemos que una fisiología “ecológica” (hombros atrás, pecho fuera, mirada hacia arriba, espalda recta, visión periférica…) se producen una serie de sucesos a nivel cerebral que facilitan estados emocionales que permiten la creación de nuevos recursos y opciones, lo cual nos permitirá encontrar y centrarnos en las soluciones y no en el problema.

Tu actitud determina el éxito o no de tus decisiones

¿Qué ocurriría si tuviéramos la posibilidad de crear y generar la opción de Modelar (copiar) la forma en que un empresario de éxito se enfrenta a las adversidades, basándonos únicamente en su fisiología, voz y respiración…?

Obtendríamos un nuevo estado, un estado copiado literalmente de esa persona de éxito, lo cual te permitirá tener a tu alcance el mismo número de posibilidades ampliando tu visión del problema centrándote así en las oportunidades que tienes ante ti basándote en tus fortalezas y recursos intrínsecos en tu persona.

Todo ello es real y posible…

John Grinder y Richard Bandler lo llevaron a cabo en los años 70 cuando investigaban cómo los grandes terapeutas de la época (Erickson, Pearls y Satir) trabajaban y lograban grandes resultados con sus clientes.

Fue a raíz de ésta investigación cuando Grinder y Bandler, tras horas y horas de visionado de videos, observación y análisis… inconscientemente empezaron a integrar en sus personas los modelos y patrones de comportamientos excelentes de Erickson, Pearls y Satir. Fue ahí cuando se dieron cuenta que habían encontrado y desarrollado una metodología que les permitía conectar con su mente inconsciente para abrir los canales de aprendizaje e integración y así poder generar nuevos patrones de comportamiento basados (copiados / modelados) de personas excelentes.

Fue así como se erigió y nació la PNL (Programación Neurolingüística) como una metodología del Modelado de la Excelencia.

Han pasado casi 4 décadas y mucho se ha avanzado en éste ámbito, permitiendo “pulir” y desarrollar una metodología más sencilla, más directa y con unos resultados más duraderos en el tiempo. De ésta forma se ha desarrollado (Whispering in the Wind, Grinder & Bostic 2009) una metodología directa que implica a la mente inconsciente y permite que tome responsabilidad de los cambios, así como, una integración de patrones de comportamiento a través de movimientos micro-musculares que “emulan” los movimientos del Modelo permitiendo así que el inconsciente genere un nuevo procesamiento que dará como resultado una copia

A través de la PNL y la tecnología del modelado tienes la oportunidad de generar nuevos patrones de comportamiento basados en la excelencia de tus modelos a seguir. Hoy en día, tenemos la suerte de presenciar la evolución de modo de racionalizar la información que tenemos las personas, y cada vez es más conocido que nuestra mente inconsciente es el verdadero motor de nuestra persona, y por tanto, ha llegado la hora de bajar el ego, el personalismo, la racionalización enfermiza, y empezar a asimilar que nuestra mente inconsciente en muchos aspectos escapa a la compresión, actúa a un nivel distinto, casi sin orden. Y no hay mejor ejemplo que el Proceso de Modelar, ya que es más que interesante el hecho de que es posible conseguir la excelencia de otra persona únicamente a través de la imitación de su fisiología y pequeños movimientos musculares…

Ricardo Robalino

 

Deja un comentario